Servidor virtual para promover productos artesanales

Promueve tu arte en el Internet

Puede que estés pensando en utilizar un servidor virtual y es un error creer que no sea para ti porque promueves productos artesanales.

Un servidor virtual será una gran herramienta para tu negocio.

Un servidor virtual es un lugar común para casi todas las grandes empresas actualmente.

Dividir, por ejemplo, un servidor físico en máquinas virtuales más pequeñas (VM) para maximizar los recursos, es algo que es importante y de mucha utilidad para decenas de empresas, sin importar su tamaño o giro de negocio.

El gran beneficio de un servidor virtual.

La llamada virtualización te permite llevar a la nube toda la infraestructura de TI, o sólo algunos aspectos muy específicos de ella. Promueves tu eficiencia y ganas muchos beneficios, siendo el más importante tener una buena opción de entrar a tus archivos, ya sean documentos o imágenes, sobre todo cuando se trata de cerrar un negocio y tomar decisiones en tiempo real.

Imaginemos cuando puedes utilizar tu servidor virtual

Piensa, vas por el mundo promoviendo productos artesanales de tu zona o comunidad, y requieres tener acceso inmediato a los precios, fotografías e historia para mostrarlos al potencial cliente en cualquier parte del mundo. Si has virtualizado tu empresa u organización, ya no tendrás que llevar decenas de copias y papeles en tu maleta, y hasta demostrarás que estás a la vanguardia y mayor seriedad, que termine convenciendo al futuro comprador de tus productos.

Un ahorro para tu empresa

Cuando tu empresa, y reitero, sin importar su tamaño, migra esos servidores físicos a virtuales, comienzan los ahorros en energía y costos de refrigeración mensuales, que sabes, pueden ser considerables.

Además, si cuentas con presupuestos no muy altos para trabajar cada año, con la consolidación del servidor reducirás considerablemente el tamaño de tu centro de datos. Puede que si eres una compañía pequeña, no necesites servidores, y podrás contratar virtualización, lo que reducirá tanto el hardware como los costos de mantenimiento, si es que los llegaras a tener. Reducir el número de servidores físicos también reducirá las necesidades de gastos en energía y refrigeración. Además, piensa que puedes delegar la administración de la ciberseguridad, lo cual es un gran paso estos días.

Lo que la virtualización de servidores proporciona desde un punto de vista técnico.

El aislamiento de tus aplicaciones y elimina problemas de compatibilidad de estas mediante la consolidación de máquinas virtuales. Esto te va a permitir utilizar completamente los recursos del servidor que tienes en tu compañía y aprovisionar las máquinas virtuales con una cantidad más que precisa de memoria, CPU y recursos de almacenamiento necesarios, los cuales a futuro podrás ir escalando dependiendo de tus necesidades.

¿Para qué necesito todo este cambio de virtualización si no uso ni tengo servidores físicos?

Puede que te estés preguntando, ¿pero si tengo sólo un negocio que vende artesanías? Pues deberías de tener en mente tener todas estas herramientas tecnológicas que facilitarán tu trabajo y te ayudarán a llevar un mejor orden del proceso de operación de tu compañía. Además, que entrarás a una era digital donde el mundo ya es todo tu mercado, y no solamente esos turistas que llegan de vez en cuando a tu localidad.

Es tecnología relativamente fácil.

Si estás considerando llevar esos datos o información que tienes en tu computadora o discos duros permanentemente a la nube, el proceso es mucho menos complejo cuando virtualizas algunos de los servidores. Los datos almacenados en este tipo de desarrollos ya en internet están libres de hardware.

Sí, la palabra virtualización sigue evocando a tecnologías complejas y costosas que escapan a tu comprensión. Pero esta tecnología ofrece muchos beneficios para las pequeñas empresas, sobre todo porque ya son desarrollos y herramientas que son accesibles a todos.

Adaptándose a la modernidad.

Vamos a bajarte a un más el balón para que entiendas cómo meter un gol en el ahorro y la diferenciación con tu competencia. Por ejemplo, desarrollaste un programa o aplicación para promover tus artesanías y venderlas por internet. Con el tiempo, ese software será viejo o dejará de ser compatible con otros programas. Es el clásico evoluciona o muere.

En lugar de invertir nuevamente recursos para reemplazar una aplicación o software que funciona perfectamente, o rezar porque ese desarrollo dure un par de años más, ¿por qué no simplemente virtualizar toda la computadora que usas en tu día a día y te olvidas de esos problemas? Esto te va a permitir continuar utilizando ese programa que resultaba no compatible en cualquier computadora de escritorio o portátil con suficiente memoria, aunque en un entorno virtualizado.

No está de más estar seguro

A ello súmale que para nadie hoy en día es deseable trabajar con un software sin actualización, desde una perspectiva de ciberseguridad. Muchas empresas por ahorrarse este tema son víctimas de la ciberdelincuencia, y pierden millones, sino es que, hasta su propia inversión en el negocio, pues les roban toda la información clave de negocio. Imagina que tienes ideas de diseños exclusivos para tu artesanía, vulneran tu computadora y toda esa inversión cae en manos de tus rivales y te roban la idea. Podría ser el fin de tu negocio, o te costará mucho volver a levantarte de un golpe así. Piénsalo.

Fernando Paul Lara Galicia
Fernando Paul Lara Galicia es Jefe de Información y Columnista en la sección Dinero de Excélsior, y Editor de Tecnología para Grupo Imagen. También es conductor de Dinero y HackerTV en ExcélsiorTV. Colabora en Enfoque Financiero con Alicia Salgado, 100.1 FM. Es egresado de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva por la ENEP Acatlán, UNAM.