¿Qué alojamiento web para PyMEs te conviene?

Emprende con el pie derecho

¿Tu pequeña empresa tiene un sitio web? Si no, ¿no crees que es hora de construir uno? El alojamiento web para PyMEs es fundamental.

Las compañías que no tienen una presencia en línea se enfrentan a una cuesta increíblemente difícil porque vivimos en un mundo conectado donde la gente descubre productos y servicios buscando en Internet y, la verdad, no quieres perder ese barco potencialmente lucrativo.

Sin embargo, siempre hay que pensar qué web hosting para PyMEs es el que te conviene.

Claro, la creación de un sitio web de negocios puede tomar meses de planificación minuciosa, debatiendo ideas, y cumpliendo con los compromisos, pero uno decente no tiene que ser doloroso, siempre y cuando tenga las herramientas adecuadas.

Y ten en cuenta que la herramienta más importante es el servicio de alojamiento web.

Si no estás familiarizado con el hosting, he aquí una explicación sencilla:

Un proveedor de almacenamiento es aquella empresa que tiene servidores que utilizará para guardar y entregar el audio, video, documentos y otros archivos que componen su sitio web y su contenido.

Estos servidores pueden ser de variedades compartidas, dedicadas o virtuales.

Alojamiento web para PyMEs

Hay decenas de servicios de alojamiento web que claman por sus recursos, incluidos algunos muy populares como GoDaddy. Las grandes empresas pueden gastar cientos y a veces miles de dólares cada año en hosting dedicado o un servidor virtual (VPS) de hosting, las dos categorías que se centran en las pequeñas y medianas empresas con necesidades de tener un sitio web para impulsar e internacionalizar su negocio.

Una cosa que puedes aprender al revisar los servicios de alojamiento web es que, leer la letra pequeña es imprescindible, especialmente si te preocupa mantener bajos los precios.

Muchos servidores en internet tienen varios niveles cada vez más caros, con características de introducción en paquetes de inicio y ofertas más robustas en planes de mayor precio.

Si eres propietario de una pequeña empresa, vas a querer contratar un hosting dedicado o VPS. Un servidor dedicado probablemente te costará más de mil pesos por mes. Definitivamente no es un alojamiento web barato.

¿El beneficio? Tu sitio web vive en un servidor solitario, sin otras empresas acompañando o compartiendo el almacenamiento, por lo que se aprovecha de los recursos completamente.

Sin embargo, probablemente necesitarás manejar cortafuegos y mantenerlo, a menos que optes por un servicio administrado, que cuesta aún más dinero.

Si desea ahorrar algo de dinero, el alojamiento VPS es generalmente es una opción suficiente y más accesible para tu cartera.

El VPS hosting se encuentra a medio camino entre el alojamiento compartido y dedicado. Al crear tu sitio web en un entorno como este, no compartirás recursos con otros sitios que viven en el mismo servidor, como lo harías con el alojamiento compartido.

De hecho, tu página de internet y sus recursos viven en un área del servidor patrocinado que tiene su propio sistema operativo, almacenamiento, RAM y transferencias mensuales de datos, por lo que puedes esperar un rendimiento más estable.

Puede obtener alojamiento VPS sólido por, aproximadamente, $400 ó $500 pesos al mes.

Consejos para PyMEs

  • No te dejes influenciar por las fuentes grandes que venden el honorario mensual a precios demasiado económicos. Cerciórate de que un nivel de precio y tipo de almacenamiento particular realmente ofrezca lo que necesitas. Algunos anfitriones cobran extra por el acceso a los constructores de sitios web que pueden ayudarte a diseñar.
  • Otros hostings requieren que te comprometas a un acuerdo de almacenamiento de tres años, con el fin de obtener ese bajo precio por mes. El costo a veces es introductorio, y después de pasados los 30 días, volverá a un precio más alto. Hasta que no sepas qué características necesita y con qué rapidez planeas crecer, es posible que no quieras comprometerte con planes anuales.

Cuando empiezas a comprar un sitio es bueno tener una lista de las características que necesitas:

Por ejemplo, un host web que ofrece transferencias de datos mensuales ilimitados y correo electrónico, una opción de almacenamiento en disco duro de estado sólido o tradicional, y soporte al cliente las 24 horas del día, los siete días de la semana, es ideal.

Incluso la selección del sistema operativo del servidor es importante. Los servidores basados en Windows ofrecen un entorno para ejecutar secuencias de comandos escritas en un marco centrado en Microsoft, aunque los servidores basados en Linux también están disponibles (y son más comunes).

Ten en cuenta que, si estás planeando vender un producto, busca un host web que ofrezca un certificado SSL (Secure Sockets Layer), ya que cifra los datos entre el navegador del cliente y el servidor para salvaguardar la información de compra.

Probablemente estés familiarizado con un SSL. Es el candado verde que aparece en la barra de direcciones de su navegador web al visitar una institución financiera en línea o una tienda minorista.

Unas pocas empresas lanzan un certificado SSL de forma gratuita, otros pueden cobrarte hasta mil pesos por esa capa adicional de seguridad.

Piensa bien cual te conviene, y elige sin prisas. A veces no tener conocimiento del tema puede llevarte a una mala decisión, que sólo te causará gastos.

Fernando Paul Lara Galicia
Fernando Paul Lara Galicia es Jefe de Información y Columnista en la sección Dinero de Excélsior, y Editor de Tecnología para Grupo Imagen. También es conductor de Dinero y HackerTV en ExcélsiorTV. Colabora en Enfoque Financiero con Alicia Salgado, 100.1 FM. Es egresado de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva por la ENEP Acatlán, UNAM.