Hosting barato y accesible

¿Mejor?... ¡Imposible!

Para albergar todos los datos que implican la digitalización de tu proyecto, siempre se busca hosting barato y accesible. Soluciones simples, ideas grandes.

Cada emprendimiento que surge, desde uno personal hasta una gran compañía, requiere de tener presencia en Internet y, para ello, se debe crear un sitio web.

Sabes que al inicio no puedes darte el lujo de pagar mucho por este almacenamiento en Internet, sobre todo si haz gastado en una plataforma de comercio electrónico, y ante ello necesitas hacer frente a cientos de clientes simultáneos, por lo que realmente debes de buscar un anfitrión con experiencia, pero que ofrezca un precio económico.

Aunque tengas un sitio web medianamente estático, quizá con una funcionalidad básica de blog para poder mantener actualizada tu información con cosas que pueden ser de interés público, debes pensar en un hosting barato si quieres sobresalir entre tu competencia.

Es por ello que el precio es una consideración de importancia crítica al seleccionar tu anfitrión y esto no debe ser un impedimento para obtener calidad en el servicio.

Normalmente las grandes compañías que surgen o que ya tienen tiempo en el mercado, pero que ahora buscan digitalizarse, pueden gastar miles de pesos anualmente en alojamiento web dedicado o en algún servidor virtual privado (VPS).

Sin embargo, hay una inmensa variedad de hosts web que han decidido específicamente atender a las empresas pequeñas. Eso es exactamente lo que algunos servicios ofrecen en la región, y no pocos de ellos son buenos, funcionales y, sobre todo, baratos.

El precio puede ser atractivo, y muchos inclusive se promocionan con descuentos de inicio, lo cual puede ser un impulso a la hora de decidir con cual te quedas.

Tienes que pensar también en que muchos de los anfitriones pueden darte un mejor costo por sus servicios de alojamiento si pagas un contrato anual a sólo uno mensual. En este aspecto debes tener muy bien planificado el proceso de tu negocio, pues es posible que pagar por adelantado sea una ventaja. Hay que recordar también que si eres un emprendedor en solitario, buscando fortuna con un plan a corto plazo, lo mejor es que no te arriesgues a contratar anualmente.

Algunos presupuestos pueden ser tan estrechos que, inclusive, hay proyectos que no llegan ni al año de vida. Todo eso se debe analizar, a pesar de que el web hosting sea muy económico para el arranque de tus planes empresariales.

Valor agregado del hosting barato

  • A pesar de que el alojamiento sea barato, debe tener un buen servicio. Por ejemplo, si tienes preguntas sobre cómo opera, si el servicio falla (esto sin importar que sean las dos de la mañana), siempre debe haber una persona responsable para atenderte. Busca la atención al cliente 24/7, pues de lo contrario puede ser un riesgo para tu negocio.
  • Algunas compañías que ofrecen el alojamiento web a precios económicos inclusive pueden facilitarte la creación de tu sitio web con su propio dominio por unos pesos más. ¿Necesita un correo electrónico empresarial, software, proceso de marketing, comercio electrónico y uso compartido de archivos? Tal vez ellos te lo ofrezcan empaquetado.
  • Tal vez de inicio lo más adecuado sea el alojamiento compartido, que es cuando una empresa de hosting tiene en un mismo servidor varios sitios web. Esto no debe preocuparte, ya que tu no tienes acceso a la información de tus vecinos ni ellos a la tuya. Esto debería ser un aliento a que mejores para que, a futuro, tengas un servidor propio de hospedaje.
  • Muchos anfitriones web tienen varias ofertas de servicio con características de introducción en paquetes y ofertas ampliadas, con precios más altos y otros más competitivos. No te dejes engañar por algunos supuestos beneficios de pagar más cuando tu cartera programada no te lo permite, y asegúrate de comprar lo que realmente necesitas. Recuerda que es moda y realidad hacer más con menos.
  • Ten cuidado también de los pagos extra, pues a veces de inicio se te prometen muchas ventajas, uso de herramientas por un mes o dos, las cuales después se te cobrarán si no las cancelas. Otras firmas en internet te piden que te comprometas a un contrato de hosting por tres años con el fin de obtener un bajo precio mensual, lo cual depende de tu proyecto. Puede ser una ventaja si crees que vivirás el suficiente tiempo para ello. Arriesgarse es la clave si dedicas todo tu esfuerzo a un proyecto que te apasione.

Recuerda, no todos los anfitriones baratos son de calidad. Lee las letras pequeñas para las ofertas ilimitadas, ya que a veces hay trampas que podrían afectar tu presupuesto a corto plazo.

No te dejes engañar con los precios, y siempre investiga las opciones y a los anfitriones para consolidar tu negocio sin complicaciones. El mejor consejo para tener certeza de lo que pagas por lo que recibes es informarte adecuadamente. Además, por pequeña o grande que sea tu idea, tener visibilidad y cara en el mundo te harán vender.

Fernando Paul Lara Galicia
Fernando Paul Lara Galicia es Jefe de Información y Columnista en la sección Dinero de Excélsior, y Editor de Tecnología para Grupo Imagen. También es conductor de Dinero y HackerTV en ExcélsiorTV. Colabora en Enfoque Financiero con Alicia Salgado, 100.1 FM. Es egresado de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva por la ENEP Acatlán, UNAM.