Desarrollo web para tu tienda de productos orgánicos

La mejor calidad en tu sitio web

El desarrollo web es muy parecido para crear sitios web de cualquier ramo industrial, pero si vendes productos orgánicos debes tomar en cuenta esto.

Hoy es bien sabido que es indispensable comer sano para tener una buena calidad de vida, lo que conlleva a que los consumidores busquen ese tipo de productos en el mercado actual.

A partir de esa demanda se ha desarrollado una amplia competencia de tiendas de productos orgánicos, pues este nicho ya no es una moda: son una necesidad.

Para que no te quedes fuera de la jugada debes aprovechar las posibilidades del desarrollo web para tu tienda de productos orgánicos, así estarás presente en todos lados y para todos los clientes.

Tienda de productos orgánicos

El desarrollo web para tu tienda es algo muy importante, pues debes vivir y estar presente en el mundo digital. La mayoría de las personas de tu público objetivo (personas jóvenes con acceso a internet que se preocupan por su bienestar) están conectadas 24/7 al mundo digital.

Son personas muy activas en redes sociales y en cuanto quieren saber algo se conectan desde su teléfono inteligente a la red.

Tomando esto en cuenta debes tener en mente que, si tienes una tienda de productos orgánicos, las personas te van a buscar digitalmente. Esta es la razón principal por la que debes tener un buen desarrollo web para tu tienda de productos orgánicos.

De esa forma las personas te conocerán a ti, tu marca, tus productos, tus precios y tu ubicación. ¡Todo para que puedan comprar lo que ofreces! Si no te encuentran, literal, no existes.

¿Cómo hago un desarrollo web?

En realidad es muy fácil. Lo más importante es tener un sitio web donde las personas puedan encontrarte. Hay una serie de pasos que debes seguir para obtener el máximo beneficio del mundo digital. Aquí van.

Paso 1: El dominio

Este es el primer requisito que debes cumplir: el dominio es la dirección de tu página web (lo que las personas teclean cuando te buscan). Este dominio tiende a ser el nombre de tu tienda. Deberás buscar que el dominio esté disponible.

Puedes acudir con un domain broker, quién podrá buscar el dominio que quieres, hacer las gestiones para comprarlo y, en caso de que esté ocupado, negociar por ti para obtenerlo.

Es imprescindible que tengas un dominio para el desarrollo de tu página web.

Paso 2: Diseño web

Aquí comienza la parte más divertida: ¡diseñar tu página web! En este momento podrás decidir absolutamente todo: los colores, la tipografía, las fotos y el layout de la página (el orden y las secciones). Absolutamente todo. Estas son algunas recomendaciones para el diseño de tu sitio web:

  • El logo: la página web deberá tener el logo de tu empresa en la parte superior; no importa si a la derecha o a la izquierda, siempre y cuando se vea bien. Así la gente podrá reconocerte.
  • Los colores. No pongas demasiados colores ni selecciones aquellos estridentes. Esto satura el diseño de la página y produce tensión en los usuarios.
  • La tipografía. Elige una letra adecuada para tu identidad y fácil de leer. Elige el tamaño apropiado para que todo aquel que acceda a tu sitio pueda leer todo perfectamente.
  • Las imágenes. Lo visual es indispensable para tener un buen sitio. Escoge fotografías profesionales de tus productos donde se vean lo frescos y de alta calidad que son. Invierte un poco más para contratar a un fotógrafo profesional y arma tu catálogo. ¡Ellos harán que tus productos orgánicos se vean sensacionales!
  • Es muy importante que el layout de tu sitio sea amigable y tenga un orden. Decide qué secciones tendrá: la galería o catálogo de tus productos, un blog, videos, quién eres, tus valores… Incluye todo, pero en orden.

Paso 3: Página responsiva

Es imprescindible que puedas verla rápidamente en cualquier dispositivo donde se consulte la página. Si un usuario accede a tu sitio desde su celular o su tableta debe cargar pronto y comprar desde ahí.

Paso 4: Seguridad

Es muy importante brindar seguridad a los clientes. La forma de hacerlo es protegiendo tu página a través de certificados SSL. Estos certificados encriptan la información que te envían tus clientes y la mandan al servidor ya cifrada.

Así, la información es protegida de posibles ciberataques. Todos estamos expuestos a vivir un ciberataque, pero no querrás comprometer los datos de tus consumidores.

Es básico contar con un sitio seguro para que los clientes confíen en ti y vean que te preocupa su seguridad, así como la tuya. Cuando instalas un certificado SSL aparecerá un candado en la barra de navegación; esto significa que están visitando un sitio seguro. ¡No escatimes en seguridad!

Paso 4: Redes Sociales

Son la herramienta que atraerá tráfico a tu sitio. Si haces un buen posteo en Facebook, Twitter o Instagram (por ejemplo) obtendrás más seguidores. Es muy probable que accedan a tu sitio web, conozcan tus productos y compren. Es importante que en tu sitio incluyas botones para compartir el contenido en redes sociales. Así podrán estar conectados a ti en línea.

Paso 5: El contacto

Es muy importante que tus clientes puedan encontrarte físicamente o mantener un contacto contigo. Agrega una sección de contacto, donde aparezca tu dirección, correo electrónico y teléfono.

Paso 6: Actualízalo

Sí, suena como obvio, pero no lo es. Debes mantener actualizado tu sitio. Sería contraproducente que busquen un producto en tu tienda, lo pidan y ya no lo tengas o no lo manejes…

Con estos consejos tendrás presencia en línea, atraerás más clientes y serás parte de la tendencia actual, ¡no sólo por tus increíbles productos!

Alejandra Rubio Bravo
Nativa del sur de la Ciudad de México, estudié Comunicación y me especialicé en corrección de estilo y Marketing Digital. Eterna enamorada de las letras, apasionada con la tecnología y feliz colaboradora en Virket, la empresa donde me encontré con la increíble riqueza de formas y oportunidades para comunicar y planificar estrategias enfocadas a innovar la relación cliente-empresa.