Correo electrónico empresarial para marcas emergentes

Inicia con el pie derecho

Tienes por fin ese negocio que tanto buscaste. Lo has llevado al ámbito digital, y ahora quieres tener un correo electrónico empresarial para impulsarlo.

Deseas, probablemente, que esa marca emergente que ideaste se convierta en una de las más conocidas no sólo en tu localidad, sino en todo el mundo.

Tú sabes que hoy en día millones de personas tienen al menos dos direcciones de correo electrónico, incluyendo una personal que, normalmente, se usa como medio de comunicación con amigos, familiares, hasta con los compañeros de la empresa donde uno trabaja.

Algunos, inclusive, lo usan para hacer negocios.

Dependiendo para qué usas tu cuenta de Email, te podemos decir que siempre es recomendable tener una empresarial, pues más allá del nombre y el profesionalismo que eso conlleva e indica, lo cierto es que mejorarás en temas como seguridad y etiquetado para el cliente que lo está consultando.

Hay que recordar que, como empresa con una marca emergente, es necesario cuidar todo lo que has creado en los últimos años, por lo que un correo electrónico corporativo mejora mucho el tema de la ciberseguridad y no pone en riesgo tu trabajo.

Así como la cuenta de correo electrónico personal se puede acceder desde casi cualquier lugar, pues sólo se requiere que exista Internet y que el servidor de uso no esté bloqueado por temas políticos o de negocios, el corporativo también.

Hay que señalar que la mayoría de los servicios de Email que podemos obtener gratuitamente, sólo compartiendo nuestros datos con la plataforma que se elija, están basados en la web, donde podemos leer, redactar y editar nuestro correo electrónico desde cualquier dispositivo fijo o móvil que se conecta a la red de redes.

Los corporativos, a veces, son programados para que sólo se tenga acceso a ellos desde equipos de trabajo, lo cual es un punto a favor, pero también uno en contra.

Otro posible inconveniente es que en muchos casos las contraseñas y configuraciones en el Email corporativo no los puede realizar el trabajador, sino que tiene que acudir con un compañero del área de TI para cualquier cambio, lo que en ocasiones puede ser molesto.

Sin embargo, hay empresas que son flexibles en este punto, aunque hay que recordar que todo es por temas de ciberseguridad, sobre todo cuando tu marca es emergente.

Ventajas del correo electrónico empresarial

  • Uno de los beneficios es que puedes evitar cualquier fuga de información por este medio, pues en un email empresarial se puede supervisar qué se hace y qué no con la información que se recibe y se envía.

Los secretos industriales son muy valiosos cuando tu empresa busca sobresalir de entre la competencia.

  • Todo, desde las imágenes que envías hasta los archivos adjuntos que recibes están sujetos a escrutinio, y no se usan cosas personales, pues todo debe ser estrictamente comercial.
  • A diferencia de tu correo personal al que te suscribes gratuitamente, y que puedes utilizar como desees, las cuentas corporativas son mantenidas y pagadas por una empresa, que puede ser la tuya.
  • Cuando tu marca es emergente y crees que tu producto o servicio es lo suficientemente bueno como para crear un gran negocio, querrás tener contraseñas más fuertes y seguridad que no encontrarás en una cuenta estándar.

Esto es especialmente bueno si la información que vas a enviar o recibir tiene que ver como nombres de clientes o datos financieros, proyectos y planes que vas a ejecutar en los próximos días.

Esto es oro molido para la competencia, y qué decir para los hackers que pueden vulnerar una cuenta tradicional y vender tus secretos y desarrollos.

  • Además, es importante que todo mensaje que sale de un correo electrónico empresarial debe ser revisado cuidadosamente para detectar errores gramaticales u ortográficos.
  • Los tamaños de archivos adjuntos también pueden ser diferentes. Por ejemplo, si utilizas ciertos servicios, estos te pueden permitir enviar archivos adjuntos de hasta diez gigabytes a través de su plataforma, mientras que otras existen límites de archivos adjuntos de 25 megas.
  • Normalmente puedes establecer un límite inferior para el envío de los archivos adjuntos a través del sistema de correo electrónico corporativo, o ampliarlo, dependiendo tus intereses o empleados.
  • Sobre el costo: tiene que ver desde los archivos adjuntos hasta el volumen de correo electrónico que se envía. Aunque puedes usar cuentas de correo electrónico gratuitas para los empleados, estas no vendrían con un dominio corporativo, sin olvidar todo el tema de ciberseguridad comentada anteriormente que puede proteger mejor tu marca emergente.

Según los últimos datos, es nueve veces más probable que un potencial cliente elija una empresa con una dirección de correo profesional.

Si buscas darte a conocer, tu email con dominio propio y fácil de recordar te ayudará además a promocionar a tu compañía con cada mensaje que envías.

Finalmente, y algo muy importante es que, a diferencia de la mayoría de los proveedores de correo electrónico gratuitos, no tendrás que lidiar con la publicidad no deseada que contamine tus mensajes generando distracción.

¿Listo para ir por tu propio email corporativo?

Fernando Paul Lara Galicia
Fernando Paul Lara Galicia es Jefe de Información y Columnista en la sección Dinero de Excélsior, y Editor de Tecnología para Grupo Imagen. También es conductor de Dinero y HackerTV en ExcélsiorTV. Colabora en Enfoque Financiero con Alicia Salgado, 100.1 FM. Es egresado de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva por la ENEP Acatlán, UNAM.