Cómo y por qué hacer una página de Internet navegable

Utiliza bien tus cartas

Como cliente te gusta la facilidad y a una empresa que sus clientes estén satisfechos y por ello es importante hacer una página de Internet navegable.

No hay cosa peor que entrar a un sitio web y este sea lento, con poca experiencia de usuario y sin los mínimos requerimientos de seguridad. En menos de cinco o diez segundos, perderás a un potencial cliente bajo estas condiciones.

¿Cómo y por qué hacer una página de Internet navegable?

La frase clave en este tema, además de la mejor navegación, es experiencia de usuario. Si con ello tienes la capacidad de atraer y retener visitantes, estarás del otro lado. Si la navegación de la página de Internet es pobre, confusa, dispersa o realmente tardada en cargar texto e imagen, los usuarios nunca encontrarán el contenido importante y buscarán en otro lugar: en tu competencia.

Esta comprobado que los usuarios de Internet son impacientes y no van a estar mucho tiempo en un sitio si no pueden encontrar el camino correcto y menos si tarda más de cinco segundos en cargar. Mantén el mismo estilo, fuentes y colores. Esto es una ayuda y hará que los usuarios se acostumbren a tu pagina de Internet y se sientan cómodos experimentando a su interior.

Trata de evitar en lo posible las frases genéricas en el sitio web como “recursos” o “herramientas”, ya que los usuarios harán clic en múltiples enlaces antes de encontrar lo que están buscando. Lo ideal es que coloques nombres específicos y descriptivos al interior de la página como pueden ser “noticias” o “podcasts” para evitar confusiones entre los usuarios.

Recuerde que la navegación y la organización del sitio web es un aspecto clave del SEO (optimización del motor de búsqueda). Si desea que los motores de búsqueda encuentren rápidamente tu sitio web, se muy específico.

Otras de las características importantes para que tu sitio web sea navegable y tenga una buena experiencia de usuario, tiene que ver con minimizar la cantidad de enlaces. Ponte en los zapatos de los usuarios y piensa que tan frustrante es cuando te encuentras con una página con docenas de enlaces que te invitan a que hagas clic. ¿Qué eligiré primero? ¿A dónde me dirigirá esta liga? Estas con preguntas que se hacen y es más que suficiente para que los potenciales clientes prefieran huir y buscar a tu competencia.

Los especialistas aseguran que lo recomendado es incluir como máximo siete elementos del menú en tipo enlace de navegación.

Los mismos expertos citan estudios que muestran que la memoria a corto plazo de las personas puede retener sólo estos siete elementos para respaldar su recomendación. Pero sea cual sea el número recomendado, el punto clave es que menos, es más.

Nunca está de más que al momento de estar construyendo tu página de Internet puedas tener a un usuario cercano, que puede ser un amigo o familiar, para que vayas probando algunas de las herramientas y ellos te vayan diciendo que tan intuitivo y sencillo de usar es tu website, y de esta manera ir conociendo de antemano la experiencia de los futuros visitantes.

Hace algunos años, los diseñadores web consideraron que los menús desplegables eran una mejor alternativa a demasiados enlaces al interior de las páginas de Internet, pero eso ha cambiado en la actualidad. Estos son difíciles de encontrar para los motores de búsqueda, y los estudios han demostrado que los visitantes consideran que estos submenús son irritantes y no dan una buena experiencia de navegación al interior. Peor aún, los visitantes pueden terminar perdiendo páginas principales si saltan a una página secundaria.

Lo ideal es que a través de la página principal tenga todo a la mano, y si van a navegar por otras secundarias es importante que siempre le proporciones pistas sobre la ubicación de navegación, para evitar que se pierda, se desespere y decida que es mejor ir a buscar a tu rival de negocio en la red.

Es importante reiterar que una vez que un cliente hace clic fuera de la página de inicio, te asegures de proporcionar pistas sobre dónde se encuentran. Puedes usar un método consistente para resaltar la sección en la que se encuentra un visitante, como un cambio de color o apariencia.

En esta parte sólo debes recordar que tantos los colores como la apariencia del sitio debe ser uniforme a tu página de inicio, para no hacer creer al potencial cliente que esté en otro sitio y después olvidar tu marca y recomendar a sus amigos otra diferente a la tuya. Son temas importantes por considerar cuando construyas tu website.

Si tu sitio de Internet tiene más de una página por sección, siempre debes asegurarte que el enlace para volver a la parte superior de la sección sea claramente visible. Considera usar lo que se llama “migas de pan”en la parte superior de su página para identificar exactamente en qué parte de la jerarquía del sitio se encuentra el visitante.

Siguiendo estos consejos lograrás tener una buena página de Internet, con una experiencia de usuario y navegabilidad aceptable.

De nacionalidad salvadoreña, reside actualmente en la Ciudad de México. Comunicóloga de la Universidad Anáhuac México. Ha desarrollado diferentes textos para diversas industrias, tanto en español como en inglés. Le apasionan los temas de mercadotecnia, problemas globales, letras, tecnología y cultura. Experiencia en manejo de redes sociales, creación de copies publicitarios y estrategias de mercadotecnia, tanto para México como Latinoamérica. Una de sus áreas de interés es neuromarketing. Apasionada de las letras, actualmente se desempeña en el área de Content Marketing de Virket.