Certificado SSL WordPress, ¿lo necesitas?

Nada mejor que estar seguro

Necesito un certificado SSL WordPress debido a que uso esta plataforma para anunciar mis productos y servicios, ¿será cierto? Averígualo.

A medida que los negocios y el comercio mundial se vuelven cada día más digitales, existe un riesgo que crece anualmente contra la seguridad y privacidad de los organismos, en este caso tu empresa, debido al incremento de los crackers y sus ciberataques.

Muchos usuarios saben que cuando ingresan a un sitio web para realizar una compra o hasta realizar una venta tienen que dar y colocar en la página información privada, que debe ser bien encriptada para evitar un fácil acceso y visualización por parte de terceros, que pongan en riesgo sus datos.

Certificado SSL WordPress

  1. Si tu sitio de WordPress administrado no está protegido con un certificado SSL, tendrás que conseguirlo inmediatamente. Si estás haciendo comercio electrónico en esta plataforma, no puedes dejarlo de lado. Si deseas que tus visitantes y futuros clientes tengan un mayor nivel de confianza y credibilidad en tu página y marca, tendrás que protegerla con esta herramienta de ciberseguridad.
  2. Sólo como ejemplo, te comento que hace unas semanas, Google, el mayor motor de búsqueda a escala mundial, anunció que un certificado SSL iba a ser necesario como una prueba de clasificación segura, que iba a ser requerida para determinar en qué parte aparece un sitio web en los resultados de búsqueda. ¿Ves lo importante que es incorporar un certificado de este tipo?
  3. Hoy en día las cosas han progresado a tal nivel, que contar con un certificado SSL para WordPress es sencillo. Algunos anfitriones te permiten hacerlo a sólo un par de clics.
  4. Para asegurarte que conectarte a una página es seguro, y que las transferencias de datos están bien protegidas y encriptadas, el sitio web debe utilizar HTTPS, que es cuando se incluye una capa de sockets seguros (SSL), y te da la confianza de navegar sin preocuparte de posibles infiltraciones de delincuentes cibernéticos.
  5. Muchos usuarios malintencionados, mejor conocidos como hackers, pueden intentar robar tu información personal, como nombres y contraseñas, simulando que estás utilizando una conexión segura en sus sitios.
  6. Mediante el uso de los certificados SSL puedes ser capaz de identificar si una página es segura o no. Normalmente, los motores de búsqueda alertan sobre ello, pues consignan que esta página no se encuentra en la lista de sitios firmados por la autoridad, y te notifican sobre ello. Bajo tu riesgo está si continúas o no navegando al interior de la plataforma.
  7. Tener este certificado, que un anfitrión de hosting puede ayudarte a conseguir, también protege a tu sitio de piratas informáticos y otros con intención maliciosa, pues ellos saben que no será tan sencillo violar tu seguridad, pues es fuerte, sobre todo si es gestionada por un administrador externo.

Aterrizando ideas

SSL es un “protocolo criptográfico” que asegura y encripta la transferencia de datos a través de una red informática que es internet. El intercambio de datos, que se produce entre un sitio web y un cliente, de ser lo más segura para evitar robos y falsificaciones de identidad. Por ejemplo, si tu compañía envía y recopila información sensible, como la de tarjetas de crédito o débito, por ley estás obligado a tener una conexión con un certificado SSL.

Lo mismo debería ocurrir, aunque no obtengas contenido confidencial de tus usuarios, pues esto es considerado una buena práctica digital a escala mundial.

Si al navegar por un sitio web, como puede ser uno a través de una plataforma WordPress, observas un candado verde en el lado izquierdo de la barra de navegación, ello te indicará que la conexión está cifrada y protegida gracias al uso de un certificado SSL. Además, la URL (dirección electrónica que se le asignó a una página de internet) comenzará con HTTPS (Hypertext Transfer Protocol Secure), en lugar de sólo el famoso y antiguo HTTP.

Cuando envías información a través de un sitio web o aplicación que tiene un SSL habilitado, esos datos se protegen gracias a una buena encriptación o cifrado, y se previene robo o secuestro por parte de delincuentes informáticos, antes de llegar a su destino final.

Después de que la información se ha enviado correctamente al servidor, se utiliza una clave para desencriptar los contenidos y completar la transacción digital.

Las claves utilizadas para cifrar y descifrar los datos se crean exclusivamente para cada conexión que un visitante inicia con el sitio web o la aplicación, y se basa en un “secreto compartido”.

Históricamente sólo los sitios web de misión crítica requerían los altos niveles de seguridad que ofrece un certificado SSL, como son los bancos y agencias gubernamentales. Actualmente este tipo de protocolos de seguridad son muy utilizados por cualquier empresa, e incluso, debido a que motores de búsqueda como Google alienta a su uso para colocarlos como primera opción, las empresas han empezado a considerarlos más.

Es por ello que, si crees que no es buena idea tener un certificado de este tipo, estás equivocado, sobre todo si tu negocio vive del comercio electrónico.

Fernando Paul Lara Galicia
Fernando Paul Lara Galicia es Jefe de Información y Columnista en la sección Dinero de Excélsior, y Editor de Tecnología para Grupo Imagen. También es conductor de Dinero y HackerTV en ExcélsiorTV. Colabora en Enfoque Financiero con Alicia Salgado, 100.1 FM. Es egresado de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva por la ENEP Acatlán, UNAM.